Modelo TEACCH

Modelo TEACCH

_

Es un programa centrado en las necesidades de comunicación y lenguaje, las habilidades atencionales, la memoria y las habilidades sociales que presentan los sujetos con Trastorno del Espectro Autista, valorando en todo momento sus habilidades, dificultades e intereses. Se trata de una enseñanza estructurada.

¿Qué objetivos tiene el método TEACCH?

El Método TEACCH ha obtenido resultados progresivos satisfactorios en su aplicación, como resultado de un nuevo enfoque en la metodología de trabajo, basado en la activación y la estimulación del sujeto para conseguir que adquiera determinados hábitos y habilidades sociales y comunicativas. Este método es utilizado como una estrategia de aprendizaje y está basado en un conjunto de tareas simples, ordenadas y estructuradas, pensadas para fomentar la autonomía y la independencia del sujeto evitando en todo momento que pueda experimentar sensaciones de frustración que le hagan bloquearse y retroceder en el progreso conseguido durante la terapia.

Los objetivos para la intervención deben ser individualizados, basados en las características personales de cada sujeto. Será necesario realizar una evaluación de las habilidades del sujeto y realizar una entrevista a los padres para priorizar los objetivos durante la intervención. Una vez establecidos dichos objetivos podremos realizar un diseño individualizado para comenzar el entrenamiento de habilidades. Debemos tener en cuenta el ambiente al intervenir en este tipo de trastorno; dicho embiente deberá estar bien estructurado y aportar seguridad al sujeto. En este tipo de programas hay que evitar que el aprendizaje se realice por ensayo-error, por lo que será necesario adaptar los objetivos y mantener la motivación del niño mediante el uso de reforzadores siempre que sea necesario.

Los sujetos con Autismo se concentran de forma excesiva en pequeños detalles y presentan gran resistencia a los cambios por lo que este programa se centra en la enseñanza en diferentes contextos o ambientes, utilizando distintos materiales para intentar mejorar su flexibilidad al cambio. Los materiales utilizados resultarán visualmente atractivos a los niños por lo que despertarán su atención y motivación. Si dicho material se presenta de forma estructurada con información visual sobre lo que se debe hacer con él, indicando el orden que se debe seguir así como la finalización de la tarea, fomentaremos el trabajo individual e independiente de los sujetos con este trastorno.